Google

WWW
Noticias de Ciencia

miércoles, 2 de enero de 2008

Lucha contra diversas alergias ayudado por un descubrimiento en el Sistema Inmune

La nueva investigación muestra que un gen conocido como GATA-3 puede bloquear el desarrollo de células T reguladoras en el sistema inmune al bloquear otro gen, el FOXP3, que es la clave de las células T reguladoras, y cuando se bloquea nuevas células T reguladoras dejar de ser producidas.

Las células T reguladoras son vitales para la prevención de las reacciones alérgicas en individuos sanos, ya que suprimen a las células pro-alérgicas conocidas como Th2 células y frenan al sistema inmunológico de atacar al cuerpo innecesariamente. En las personas con alergias, algunos tipos de células del sistema inmune, en particular las Th2, erróneamente identificar un determinado alergeno, como el polen, como peligrosas. Cuando la persona se encuentra con este alergeno una vez más, estas células promueven la producción de anticuerpos para atacar, causando una reacción alérgica.

Los investigadores alcanzaron sus conclusiones mediante el análisis de los genes relacionados con la regulación de las células T y el análisis de la forma en que interactúan. Confirmaron sus resultados mediante ratones que fueron genéticamente modificadas para expresar el gen GATA-3 en todas las células T mostraron dramáticos defectos en la producción de estas ultimas.

"Este descubrimiento nos ayudará a entender cómo las personas sanas son capaces de tolerar alergenos y lo que tenemos que hacer para re-inducir tolerancia en el sistema inmunológico de los pacientes con alergias." comentó el Dr Carsten Schmidt-Weber investigador principal del National Heart and Lung Institute at Imperial College London.

Lee el articulo: GATA3-Driven Th2 Responses Inhibit TGF-β1–Induced FOXP3 Expression and the Formation of Regulatory T Cells

2 comentarios:

El rano verde dijo...

A ver si lo he entendido, que cada día estoy más torpe.

El amigo GATA-3 codifica una proteina cuya función es básicamente anular las acciones de FOXP3. Al estar FOXP3 bloqueado se producen menos celulas T reguladoras, el sistema inmunológico deja de interactuar con el polen y en consecuencia medio mundo podría dejar de toser espasmódicamente cada vez que llega la primavera.

Noticias como esta hacen que me ponga verde de (sana) envidia y me plantee ser biólogo molecular cuando sea mayor. Lo malo es que tengo 42 años.

:D

No, en serio, bravo por la noticia! Pero ojo, que hay que estar seguros de que la proteína de FOXP3 sólo vale para eso, y que no hay efectos secundarios en humanos una vez que anulemos el gen. Aún queda algo de camino, pero el paso más importante, el primero, ya está dado. Enhorabuena!

Lucía Sánchez dijo...

Si, exactamente es eso lo que dice el articulo. Creo que este es el primer paso del estudio, por lo menos tienen identificado a un actor importante en la inactivación de GATA-3. Supongo que los posibles efectos segundarios que pueda tener FOXP3 seran estudiados luego....

Saludos